Un duro.

15 Apr

‘Quisiera desgarrarte en nuestra íntima oscuridad
todo el vestido de vanidad que te pones
para ocultar tus latidos acelerados cuando me miras
porque yo sé cariño, que aunque lo niegues
ves en mí algo extraño, una esencia entrañable
un misterio acurrucado entre luceros de risas
que se fuga por toda tu conciencia
como un tren de vapor que te sube
a dar un paseo por el espacio de lo imaginado
alguna vez soñaste conmigo
hoy la realidad superó toda la ficción
y no estoy más que para quererte
como nunca antes te quisieron
para esculpir con el cincel de mis dedos
ese castillo de caricias en tus hombros
y pintar a lo Rivera cada vereda
de tu acaramelada y estrellada cadera
sé tierna o sé fiera
sé océano o pura arena
pero ya deja que te quiera.’

More on http://quetzalnoah.tumblr.com

Advertisements

As I Began to Love Myself: Charlie Chaplin on his 70th birthday

14 Apr

‘Cuando me amé de verdad’

An Armenian Journalist's Notes

As I began to love myself I found that anguish and emotional suffering are only warning signs that I was living against my own truth. Today, I know, this is AUTHENTICITY.

As I began to love myself I understood how much it can offend somebody as I try to force my desires on this person, even though I knew the time was not right and the person was not ready for it, and even though this person was me. Today I call it RESPECT.

As I began to love myself I stopped craving for a different life, and I could see that everything that surrounded me was inviting me to grow. Today I call it MATURITY.

As I began to love myself I understood that at any circumstance, I am in the right place at the right time, and everything happens at the exactly right moment, so I could be…

View original post 291 more words

Beatles.

4 Apr

No se trata de un discurso épico que se queda en nada.

No es una declaración de intenciones que se convierte en fantasma.

Se trata de las promesas que nos hacemos a nosotros mismos.

Se trata de los sueños que tenemos desde chicos.

Se trata de lo único que tenemos.

Es por lo que tenemos que luchar.

Por mucho que las gordas infollables se empeñen en que no puede ser así.

I crossed my heart in September 2010.

Átomo de un jueves santo.

2 Apr

Aplaudir al petado que está detrás de la barra cada vez que hace algo, porque los otros no paran y el, sin embargo, está inmóvil. Quieto. Ensimismado en sus fibras musculares.

Lo he hecho. Me he puesto en pie cuando ha sacado una botella de la nevera y cuando ha roto un vaso y ha pasado por encima de él. Ojos y mente juntos buscando el momento. Manos huecas y preparadas para chocarse constantemente. Cuando lo han hecho, han sonado bien fuerte. Me he levantado apoyándome solamente sobre el reposapiés de la banqueta. Incluso he levantado mi copa de vino en su honor.

Toda mi maldad iba bien encaminada, hasta que un pensamiento ninja la ha roto en dos de una patada:

Soy la segunda. Siempre lo he sido. No va a cambiar. No me echa de menos. No merece la pena ni pensar.

Y como era la segunda, fui a por la tercera:

‘Señor petado, oiga, otro Rueda’.

Devolvedme a alguno de mis paraísos.

The Rapture – In The Grace Of Your Love

Ahí.

3 Mar

Si mi boca está cerrada, con una ligera curva ascendente.

Si mis ojos están brillantes y observan fijamente.

Ahí.

Acojónate vivo.

Porque ahí está la pequeña sinsentido luchando contra los brazos que le impiden salir a besarte.

Tranquilo.

Ella sabe que no. Ella lo sabe.

Sentimentalmente, para remediarlo, voy a quedarme contigo. Para siempre.

3 Jan

A veces me paro y pienso. Me hago la pregunta que tengo prohibido hacerme. La que yo misma me prohibí, porque sería como pinchar el flotador que me mantiene con vida en mitad del océano.

‘¿Qué habría sido de mi si no me hubiera ido?’

Me congela el corazón y me calienta los ojos. No importa cuanto tiempo pase o cuantas veces haya intentado sacar toda esa incertidumbre a través de palabras. Es como el polvo en un día de viento. Siempre vuelve. Y volverá, porque, realmente, nunca lo sabré.

No sé si es peor sentir nostalgia por lo que ya fue o sentirla por lo que nunca fue.

Podría estar casada, con hijos y la vida casi resuelta. Resulta una idea muy atractiva y muy asquerosa a la vez.

Podría acercarme al precipicio y no sentir vértigo. Sentirme segura.

Podría ser como yo esperaba ser de pequeña.

Pero las cosas no suelen ser como se espera que sean.

Me acribillan las preguntas.

¿Volveré en un futuro o no? ¿Me seguiré encontrando en cada calle?

Me hierven los ojos.

Menos mal que mi vida es como es. No me la imagino de otra manera a dia de hoy.

Pero ojalá. Ojalá.

Ojalá pudiera volver a revolcarme por las dunas con vosotros.

Ojalá pudiera volver a recogerte después de cada partido.

Ojalá pudiera volver a buscarte desde la ventana.

Ojalá pudiera volver a oir tus olas romper cada mañana.

Ojalá pudieramos volver a cantar juntas.

Ojalá pudieramos volver todos.

Aunque fuera un rato.

Ojalá.

 

‘La otra mitad de la vida sucumbe en el pobre cartucho de nuestra imaginación. Nadie tiene acceso a ella. Allí, a solas, la memoria empieza a trabajar intensamente y entonces ya no hay diferencia entre el presente y el pasado. Se entremezclan, se penetran y la palabra ‘regreso’ se impregna de un profundo sentido de la vida y, solamente entonces, empezamos a vivir plenamente.’

 

 

The shot in the dark.

18 Dec

Una atea rezando en una cabina de un baño con un Bloody Mary en la mano y esa canción de fondo.

Para que no te fueras jamás. Porque no podía estar más agradecida de que hubieras aparecido. Porque eras tú el rey y no quería a ningún otro.

Una atea rezando. La Santa Inquisición no tardó en aparecer y en destrozarlo todo.

Una atea en brazos de otro, pintando tu cara sobre la suya en cuanto cierra los ojos.

Una atea que no sabe si está sola o no en la habitación en la que espera.

Una atea que ahora te busca y no te encuentra.

Y quiere encontrarte. Y no quiere encontrarte si tú no quieres que te encuentre.

Pero dile algo. Díselo ya.