A little cup of tea.

19 Apr

Con mis manos, abrazo mi taza de té.

La abrazo e imagino que es tu mano la que cubro con las mías. Que es tu piel la que toco.

Cruzo mis piernas sobre el sofá y miro a la pared.

Es verde.

La verdad, no es que importe el color.

Lo que importa es la proyección.

Esa amada ficción que escribo día a día.

Esa ficción que interpreto ante mi misma a diario.

Que venga alguien y me diga que no soy actriz, cuando me he hecho creer a mi misma las mentiras más grandes que mi cabeza podía crear.

Me he hecho creer que algo cambiaría.

Que eran verdad todas tus mentiras.

Que mi amor podría encajar con tu baja autoestima.

Es más, que lo haría.

Abrazo la taza, pero ahora es tu cuello.

Y el mio.

No se cual estrujar primero.

Si el tuyo por reventarme poco a poco por dentro,

o el mio por darte la maza y el corazón abierto.

Vivo en un cuento.

Vivo en un cuento que me cuento todas las noches antes de dormir.

Yo soy la Bella.

Y tú?

Tu no eres la Bestia,

eres Gastón, el comehuevos.

Rodeado de secuaces.

Y bailarinas de pueblo.

Esas son las que buscas.

Eso ya lo fui.

Y no, que yo no vuelvo.

Que no me disfrazo de cordero para alimentarte el ego.

Que soy una loba, con lo malo y con lo bueno.

Abrazo la taza de té y pido un deseo.

Casi un golpe que viene de dentro, más que un deseo.

Y cuando golpea desde las entrañas, es para hacerle caso.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: